Aspectos del Real Decreto de Envases y Residuos de Envases

Nuevo Proyecto del Real Decreto de Envases y residuos de envases

Los envases industriales que se desechan tras ser utilizados, estén o no contaminados, son residuos a todos los efectos. Si están contaminados con sustancias peligrosas, son residuos peligrosos, no sólo el contenido sino el envase en sí mismo.

Por tanto, un envase industrial con restos de sustancias peligrosas debe de ser gestionado como residuo peligroso.

Es fundamental, a la hora de elegir el gestor que vaya a gestionar los envases que desecha tras su consumo industrial, asegurarse de que éste dispone de autorización para gestionar esos residuos de envases, así como de la capacidad técnica y la infraestructura necesarias para poder gestionar adecuadamente estos residuos.

Además deberá verificar que realiza una correcta gestión del resultado de sus operaciones de lavado y/o valorización (el residuo de gestión) en el marco legal y medioambiental.

¿Cómo funcionará el nuevo Real Decreto de Envases y de Residuos de Envases ?

Con el nuevo Real Decreto de Envases y de Residuos de Envases que, actualmente se encuentra en trámite, se endurecerá la responsabilidad del productor de los envases contaminados.

El real decreto tiene por objeto prevenir y reducir el impacto de los envases y de la
gestión de sus residuos sobre el medio ambiente a lo largo de todo su ciclo de vida.

La obligación principal del productor no es sólo gestionar los residuos de envases sino asegurar que se realiza el tratamiento adecuado de los mismos conforme con la jerarquía de residuos.

Por tanto, para cumplir la ley, el productor debe de realizar una selección cuidadosa y diligente del gestor de residuos que va a contratar.

¿Por qué elegir GIE como gestor de envases industriales?

¿Cómo funciona y qué aspectos tendrá en cuenta el nuevo Real Decreto de Envases y de Residuos de Envases ?

En GIE somos gestores finales de envases industriales y nuestro ADN es circular. Descontaminamos de forma segura los envases previamente a su reacondicionado o valorización como materia prima, y categorizamos los contaminantes para su posterior eliminación.